“No tengo que llorar”

"No tengo que llorar"

“Habían pasado meses, cuando sintió peso en el pecho, la garganta se le hizo un nudo, la respiración se paralizó por unos instantes, y entonces, rompió a llorar.”

Llorar es un instinto, un acto reflejo que cumple diversas funciones. Cuando somos pequeños es la principal vía de comunicación con nuestro cuidador. Y con el paso del tiempo el contexto, la cultura, y el aprendizaje marcarán la diferencia, entre que expresemos nuestro malestar o lo guardemos bajo llave. 

Sabemos también que se liberan sustancias para calmarnos (opiáceos endógenos y oxitocina) y eliminamos aquellas que generan estrés (cloruro de potasio y manganeso) pero sigue siendo un proceso demasiado complejo para reducirlo a unas sustancias. 

Se han realizado multitud de estudios al respecto en las últimas décadas, y se distinguen dos funciones principales: La basal refleja cómo llorar para humedecer el ojo, o ante algo que nos lo irrita o seca, y la función emocional. La más compleja.

¿Qué sueles decir a alguien cuando llora? ¿Le das espacio y le permites expresarse, o intentas tomar un atajo diciéndole que no llore? La mayoría de las veces optamos por el atajo. No es fácil ver llorar a alguien, verle derrumbarse o verle sufrir. Empatizamos y simpatizamos con el otro y queremos que vuelva a estar bien lo antes posible. No nos damos cuenta que hay sufrimientos que no vamos a poder aliviar, situaciones que no podemos solucionar, y aunque una parte muy racional de nosotros ya lo sabe, lo pasa mal e intentando ser de ayuda colma al otro de soluciones prácticas.

Reconozcámoslo. Ver llorar a alguien nos asusta. Es difícil ¿por dónde podemos empezar? 

Tal vez por nosotros mismos.

¿Cuándo lloraste por última vez? ¿Qué te hizo llorar?

¿Cuando cruzas esa delgada línea entre estrés, cansancio, impotencia, y tristeza?

Muchas veces logramos identificar claramente el origen y otras parece que se disuelve entre las preocupaciones cotidianas, otras nos imponemos límites “no quiero llorar por este asunto” .

También podemos preguntarnos por estos límites.

 ¿Me doy permiso para llorar? ¿Los demás me pueden ver llorar?

¿O sigo aguantando todo por dentro porque no puedo pararme por esto?

¿Para que me serviría llorar por esto si necesito una solución?

Descansa.

Quítate la armadura un rato.

Tómate tu tiempo, y deja espacio a las lágrimas.

Que seas fuerte no significa que reniegues de ellas, recuerda la utilidad de estas: calmar, calmarte, ayudarte.

Gloria Barranquero Benavent

Psicóloga General Sanitaria

Col. Nº: CV-13.797

Ideas disfuncionales en el enfado

Cuántas veces has culpado al otro por que consideras que “debería haber hecho/ no hecho …” y de esa forma tú no estarías enfadado…?

O ese momento en el que, “como yo no lo habría hecho así, el otro está equivocado…”

Sea como sea, te interesa aprender a gestionar tus pensamientos, porque el que sufre….eres tú.

 

PIlar Solana
Psicóloga Clínica CV-04.650
Alma Web

Volvemos a consulta presencial

¡Por fin volvemos a consulta presencial!

A partir del martes 02 de Junio de 2020. 

Consúltanos: 607 27 65 67

ALMA Psicología empieza a abrir para ti. 

Como ya sabes, para nosotras tu salud es lo más importante, de modo que hemos adoptado una serie de medidas: mamparas para mantener la distancia en los despachos, gel hidroalcohólico para desinfectar tus manos, aforo limitado para asegurar la distancia entre personas y TPV siempre desinfectado. Volvemos de la forma más segura, para darte la mejor bienvenida.

Cada una de las profesionales estaremos un día a la semana en consulta presencial. Después de cada consulta se va a limpiar / desinfectar el despacho con el producto adecuado.

Para todos los que podáis seguir online, preferiblemente mantendremos esta forma de trabajo, tanto por seguridad como por disponibilidad, pero para los que os ha resultado imposible, vamos a empezar a veros…

Para poder ofreceros la mayor seguridad, tenemos que seguir unas pequeñas instrucciones:

  • La sala de Espera NO se va a utilizar (si necesitas venir acompañado, díselo a la psicóloga antes de venir), por lo que ven a tu hora. Tu psicóloga te estará esperando.
  • Es OBLIGATORIO el uso de mascarillas desechables desde la entrada hasta la salida de consulta (durante toda la sesión).
  • Uso de gel hidroalcohólico antes de entrar a consulta. La psicóloga te lo proporcionará a la entrada.
  • Mantener la distancia de seguridad entre nosotros. Es por todos, “Nos cuidamos, Te cuidamos, Cuídate”.
  • No intercambio de saludos cercanos. Nos apetecerá a todos, pero no debemos, respetémonos.
  • No intercambio de objetos.
  • Por favor, traed vuestros pañuelos 🙂
Gracias por seguir confiando en 
nosotras 

Pilar Solana
Psicóloga Clínica CV-04.650

almapsicologia.com

 

Problemas de conducta en niños…en tiempos de Covid-19

Muchas veces, los papis creemos que cuando nuestros niños dan problemas de conducta, tenemos que llevarlos al Psicólogo, y no están del todo equivocados, el problema es que, la mayoría de veces, somos los papis quienes necesitamos adquirir las herramientas para guiar a nuestros hijos.

No tengáis miedo ni sentimientos de culpa, un especialista os enseñará cómo gestionar estas situaciones para que continuéis guiando a vuestros hijos.

Sois sus mejores modelos a seguir!!

Gracias por seguir ahí!

Pilar Solana

Psicóloga Clínica CV-04.650

almapsicologia.com

Alma en tiempos de Covid-19

Desde el equipo de Alma seguimos pensando que la mejor forma de garantizar la seguridad de nuestros pacientes es mantener nuestro trabajo desde casa. 

Nosotras continuamos apostando por la Terapia Online.

Gracias por seguir confiando en nosotras!!

Un abrazo,

Pilar Solana

Psicóloga Clínica y Directora de Alma Psicología